Las luces que nos alumbran

Hace más de dos meses que no me siento a escribir y, además, hoy es un homenaje.

He encendido una vela, como parte de un pequeño ritual. Es curioso cómo acompaña. Tal vez sea una herencia de tiempos remotos y no tan remotos, en los que el fuego era sagrado y expresión externa de nuestra propia luz.

Tal vez sea una razón por la cual encendemos velas en los cumpleaños. Más luz en la persona que celebra la vida.

Sea como sea, hay personas que en su cumpleaños deberían soplar el triple de velas. Porque no sólo ellas se iluminan, sino que iluminan las vidas de los demás.

Te deseo una larga vida mi querida Marta. Y un muy feliz cumpleaños.

Y por velas, el sol.

Un gran abrazo,

Eva

 

2016-10-07-18-03-11